sábado, 31 de marzo de 2007

BRANDSEN: PROTESTA POR EL BASURAL

Diario EL DIA

Tensión en una protesta por la basura

Un grupo de vecinos de Brandsen que se opone a la posible instalación de un relleno sanitario en su distrito insultó e intentó agredir anoche al gobernador Felipe Solá cuando ingresaba a una reunión con el vicepresidente Daniel Scioli e intendentes bonaerenses en un hotel de nuestra ciudad.Los incidentes comenzaron cuando Solá arribó junto a Scioli al hotel, adonde era esperado por un grupo de 50 vecinos de Brandsen que, portando pancartas y volantes, expresaron a los gritos su rechazo a la posible instalación en su distrito de un relleno para trasladar la basura generada en el Conurbano y el Gran La Plata.Aunque llegaron juntos, el Vicepresidente se apartó de Solá y se acercó a los vecinos para escuchar su reclamo, manteniendo un breve diálogo en el que les prometió que la próxima semana los recibirá en su despacho del Senado para avanzar en la búsqueda de una solución al problema de la basura.Mientras tanto, Solá fue abordado por un enardecido vecino de Brandsen que lo insultó e incluso intentó golpearlo, aunque no lo consiguió porque el Gobernador fue llevado por personal de custodia hacia el interior del hotel.Sin embargo, el incidente no terminó allí, ya que una mujer logró burlar la seguridad e ingresó con el Gobernador, con quien mantuvo una acalorada discusión.
"LA BASURA NO IRA A BRANDSEN"
Finalmente, tras cruzar palabras durante algunos minutos con esa vecina, Solá le aseguró que "mientras sea Gobernador, la basura no irá a Brandsen" y luego ingresó a la reunión con Scioli y los intendentes.Mientras se desarrollaba ese encuentro, personal de la Gobernación intentó convencer a los manifestantes para que fueran a la Gobernación a reunirse con la secretaria de Política Ambiental, Silvia Suárez Arocena, pero la propuesta fue rechazada por los vecinos, quienes permanecieron en el lugar.Esa "guardia" obligó a desplegar un operativo policial para garantizar la salida del Gobernador del hotel. Así, al finalizar la reunión, Solá dejó el lugar mientras un cordón de personal de Infantería lo separaba de los manifestantes, algunos de los cuales volvieron a lanzarle insultos.

1 comentario:

Valeria dijo...

Es una verguenza el tema de los basurales, espero que estas protestas sean escuchadas.
Yo reconozco en ser una afortunada que el departamento que alquilo en Buenos Aires esta ubicado en una zona no afectada directamente por las consecuencias de la basura mal acumulada... pero aun asi tomo conciencia de que a no demasiados kilomentros hay gente viviendo en condiciones insalubres debido a este motivo